Las reducciones jesuitas San Ignacio Mini - Misiones Jesuiticas de Argentina

Misiones Cataratas » Jesuitas » Las Reducciones

iguazu cabañas

Uno de los capítulos realmente únicos en la historia de la colonización hispana en nuestro país se debe a la llegada de los jesuitas a la región litoral y la reorganización integral de las comunidades guaraníes.

A partir de 1610, año en que se estableció la primera reducción, la de San Ignacio Guazú se sucedió una serie ininterrumpida de fundaciones de pueblos que ocupaban una extensa región, que comprendían zonas de Brasil y Uruguay.

La organización guaraní-jesuítica, que paulatinamente fue conformando una verdadera cultura regional de nuevo tipo, estaba sustentada sobre diversos factores, como, por ejemplo, las peculiaridades de la integración intercultural: la ausencia de la propiedad privada de la tierra en la organización comunitaria; la autonomía política respecto de la Corona y los conquistadores; la ausencia del servicio personal de los guaraníes y la autosuficiencia integral progresiva.

Las misiones constituyeron los primeros núcleos económicamente poderosos de la región, hasta el punto que, en competición con el té que comercializaban los ingleses, la infusión de yerba mate comenzó a comercializarse en Europa como «el té de los jesuitas». Además, los pueblos fueron matrices de una formación sociocultural nueva –la misionera- que habría dado otra fisonomía a los pueblos rioplatenses si no hubiese sido diezmada en pleno florecimiento por la expulsión de los Jesuitas en 1767.